Posts etiquetados ‘M.A. West’

maewestEL VIENTO Y LA SANGRE (M.A. West)
Por Fercar

 

Danny Morton viaja desde Chicago hasta Marksonvile en busca de Lorna Moore, su viejo amor, de quien intenta obtener una nueva oportunidad. Piensa que en esa tarea le ayudarán los veinte mil dólares que lleva en su maletín.

Según indica la reseña, esta novela fue escrita en 1950  por Martin Aloysius West, escritor nacido en Cincinatti, autor de al menos otra decena de buenas novelas y, supuestamente, uno de los grandes olvidados de la novela negra americana, para ser rescatada del olvido y publicada por Navona ediciones en 2013 en su colección de novela negra con el número 2, después de Seís enigmas para Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle y antes de La promesa de Fiedrich Dürrenmatt.

La novela cuenta con todos los elementos de las novelas pulp de la época: estructura clásica, personajes descritos de forma prolija y ámbientes sórdidos salpicados de violencia, donde conviven abundantes escenas de sexo explícito con diálogos directos, escupidos con sangre y efectivos como un gancho a la mándíbula; y desde su publicación ha recibido numerosas alabanzas y reseñas positivas en numeros blogs y revistas especializadas, tales como el blog Crónicas literarias: «El viento en la sangre es una novela que me ha dejado de piedra. Culpa tiene lo bien escrita que está, lo concentrado de sus capítulos y la intensidad que desprenden… Me he quedado jodido. Quiero más de este autor. Espero encontrar una nueva novela de M. A. West pronto. Me conformo con que tenga sólo la mitad de la calidad que tiene El viento y la sangre.», la  conocida revista Calibre 38 : «Tenemos unos personajes de libro, bien combinados con secuestros y traiciones (las enseñanzas de Shakespeare han sido bien aprendidas) que hacen que esta narración criminal se nos esfume en un pis-pas (no creo que necesitemos 400 páginas para emocionarnos) y nos quedemos hambrientos de más historias de este Rudy Bambridge que protagonizara la mayor parte de las novelas de M. A. West. Por eso quiero rogar, por si sirviera de algo, a Navona Negra (colección en la que está inscrita la novela) que busque, que las encuentre y que consiga los derechos literarios de las historias de Rudy Bambridge. Que me lo he pasado muy bien, hombre». O la prestigiosa revista Prótesis : «Dos antihéroes condenados a encontrarse. En apenas 150 páginas. Pero 150 páginas de violenta y elíptica trama, de personajes carismáticamente definidos y de frases afiladas. Como una película de Tarantino. Una violenta y elíptica trama de gángsteres llena de engaños y pasiones, de entrañas y traiciones, donde la acción, la cámara, salta continuamente de un personaje a otro, de un momento a otro, hasta desvelar una intrincada crook story donde, como en Reservoir Dogs, nada ni nadie es lo que parece, y la sangre corre a raudales fuera de encuadre, al igual que en el inolvidable baile del Señor Rubio».

Lo que ocurre es que M.A. West no existe, ni ha existido nunca. No es más que una invención del escritor canario Alexis Ravelo (Homo ludens que diría Johan Huizinga), que con la publicación de esta novela y la invención del autor de cincinatti y su biografía, nos propone un juego: Según Ravelo, El culto a la personalidad, herencia del romanticismo, a veces hace que el texto pierda el valor. Por eso, en ocasiones las etiquetas son un lastre, como una celda. «Ha sido una máscara para demostrarme que no soy un escritor canario, español o calvo, sino, sencillamente, un artesano, un escribidor».

ravelo1«Es un pecado que quise cometer» dice Ravelo, porque para él lo complicado es crear desde otra cabeza, con las limitaciones que da su ubicación geográfica e histórica, personajes que fueran reales. Así, según confiesa el propio Ravelo, lo que pretendía era escribir una novela negra clásica, al modo de los autores de los años cincuenta. Pero el reto no sólo era escribirla, sino publicarla manteniendo el secreto y conseguir que los lectores la leyeran «sin notar que había sido escrita en la parte más africana de España por un autor que no había pisado Estados Unidos en la vida», por lo que se inventó a un supuesto autor olvidado, que había sido traducido al español por la periodista Thalía Rodríguez Ferrer. Así nació M. A. West que, por cierto, nunca más volverá a escribir.

«La encontré tras un gran trabajo de investigación», dijo Ravelo a Pere Sureda, de Navona Ediciones , añadiendo que podría servir para  la colección de novela negra. Sureda, reputado experto, la leyó y se la «tragó», reconoce. Devolvió la llamada y Ravelo le dijo que se había inventado la biografía de West, sus referencias bibliográficas y los diez trabajos más que supuestamente tenía publicados el estadounidense; que la pieza no se había escrito en Estados Unidos, y que la traductora, la periodista Thalía Rodríguez, era cómplice de la trampa. La novela se escribió en Las Palmas de Gran Canaria en 2012 y su autoría era de quien le hablaba. Sureda dudó. Se enfadó unos instantes y admitió el mérito: «Juguemos a lo que quieras jugar, Ravelo», le dijo.

El viento y la sangre se sigue vendiendo, con un goteo lento pero intenso.  Creo que para todos aquellos que no conocen a Ravelo ni han tenido un libro suyo entre las manos, basándome en mi propia experiencia y a tenor de las críticas recibidas, no sería mala idea echarle un vistazo a esta novela. Para los que sí  lo conocen, creo que la recomendación, sencillamente, está de más.