Posts etiquetados ‘Lemaitre’

lemaitre¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para salir del paro?

 

Llega a España ‘Recursos inhumanos’ el implacable thriller de Lemaitre sobre las consecuencias de la crisis

 

flecha

Anuncios

lemaitre-recursosEl año literario en el campo negrocriminal ha empezado con una fuerza suficiente para que quienes han dicho que el género vivía una moda y un boom pasajero se queden un rato en casa en silencio. Tras la resaca de BCNegra vamos con algunas novelas que ya están en las librerías, por si hay algún despistado, y otras que saldrán en las próximas semanas.

flecha

rossy johnROSY & JOHN  (Pierre Lemaitre)
     Por Guille.

 

He de reconocer que descubrí a Pierre Lemaitre por casualidad. Suele afirmarse que es de ese modo como llegan los mayores placeres de la vida y en el caso de este escritor francés resultó así. Un amigo me había recomendado su novela Alex y unos meses después cayó en mis manos Vestido de novia, novela al margen de esta saga protagonizada por el inefable comandante de policía Camille Verhoeven, pero que me cautivó singularmente y me llevó a indagar en la obra de este escritor.

Tras haber devorado –literalmente– las dos primeras entregas de la serie tituladas Irène y Alex (resulta cuando menos curioso el hecho de bautizar todas las novelas de la saga con nombres propios), llegó a mis manos este tercer título, Rosy&John, a la espera de la edición en nuestro país de la última entrega Camille, que a buen seguro llegará en breve y que deseo no sea la última.

Para los lectores que hayan leído las dos primeras entregas llamará la atención la relativa brevedad de esta novela con respecto a aquellas. Son apenas ciento cincuenta páginas frente a las más de trescientas que congregaban Irène y Alex. No es Pierre Lamaitre un escritor de corto recorrido. Gusta de trabajar las tramas y las subtramas de una manera paciente pero jugosa, dotando a los personajes de profundidad emocional e indagando en su forma de actuar y de pensar. La razón de esta brevedad la explica el propio autor y es que Rosy & John fue concebida como folletín para Smartphone –episodios que los lectores de metro pudieran leer entre trasbordo y trasbordo–, bajo petición de la editorial de Pierre Lemaitre. Al parecer a Lamaitre, un apasionado de los folletines de la época decimonónica y en especial de Alejandro Dumas, le gustó el reto y se lanzó a escribir una novela por partes. La historia se convirtió posteriormente en un nuevo libro para la saga Verhoeven, titulándose Rosy & John, y de ahí su extensión a medio camino entre el relato largo y la novela corta.

Para los que no conozcan nada de este autor o quieran adentrarse en la saga Verhoeven hay que decir que se toparán con un personaje tan entrañable y singular como detestable. Lo que denominaríamos «un cabrón con encanto». Podríamos decir que el comisario Camille Verhoeven reúne muchas cualidades y defectos que harán las delicias de los lectores. Desde su particular constitución física –nunca un metro cuarenta y cinco centímetros de estatura dieron lugar a tantas situaciones de enojo o debilidad– hasta su carácter colérico y algo taciturno que propicia que todos sus subordinados lo respeten más por recelo que por admiración. Camille es un personaje que cala enseguida en el lector, bien por empatía o por desprecio, bien por su tozudez para resolver los asesinatos a los que hace frente, bien por sus salidas de tono y su menosprecio por la autoridad que le llevan a granjearse enemistades en las altas esferas. Es ese grano en el culo que nadie quiere sufrir y al que todos temen extirpar y es, precisamente gracias a ese carácter, un personaje que no deja indiferente a nadie y que perdura en la memoria. La descripción que se hace de él en Rosy&John no puede ser más acertada:

«Camille Verhoeven es un metro cuarenta y cinco de cólera. Un metro cuarenta y cinco es poco para un hombre, pero si hablamos de cólera concentrada, es mucho. Sin contar que para un policía, la furia no es una virtud esencial. En el mejor de los casos, es una ventaja con los periodistas pero, sobre todo, es un dolor de cabeza para sus jefes, los testigos, los jueces, sus colegas y de alguna manera todo el mundo».

Si Camille es la «bomba», la galería de subordinados que lo acompañan es una garantía de éxito: su jefe, Le Guen, es un fatalista convencido, quizás porque está siempre a régimen (o eso dice). Entre sus compañeros destaca Louis, su ayudante y su favorito. Rubio, delgado, delicado y millonario. Un Armani metido a policía. Pero no hay que olvidarse de Jean-Claude Maleval, soltero y mujeriego, o de Armand, inspector desde hace más de veinte años, un rácano absoluto tan insoportable en el trato como obstinado y minucioso en su trabajo.

Como ven la galería de personajes es tan dispar como jugosa y es que Lamaitre ha cuidado tanto a sus personajes como las tramas o la creación de atmósferas y los giros de sus novelas. Es un autor que escribe francamente bien, con fluidez, sin aspavientos y sin florituras. Su estilo es un tanto hipnótico, las frases tienen sonoridad y preciosismo, y sus argumentos nunca resultan conformistas o banales. No hay más que leer la sinopsis de Rosy&John para darse cuenta de que la ambición de la propuesta es tan diferente como sabrosa:

Jean Garnier es un joven solitario que lo ha perdido todo: su trabajo, tras la muerte misteriosa de su jefe; su novia, en un extraño accidente, y Rosie, su madre y principal apoyo, que ha sido encarcelada. Para dar rienda suelta a su dolor, planea hacer explotar siete obuses, uno por día, en distintos puntos de la geografía francesa. Después del primer estallido se entrega a la policía. Su única condición para evitar la catástrofe es la liberación de su madre. El comisario Verhoeven se encuentra ante un gran dilema: ¿es Jean un lunático con delirios de grandeza o una verdadera amenaza para todo el país?

A esto poco más se puede añadir. Con las novelas de Lemaitre los spoilers deben mantenerse bien ocultos porque de una premisa como esta pueden sucederse tantos giros y sorpresas como pocas veces he visto en un autor. Escrita de un modo lineal debido a su brevedad y a las condiciones en que se pergeñó, Rosy&John resulta una novela que se devora de un tirón: rápida, resuelta y enérgica pero de ninguna manera sencilla o superficial. Es literatura de alta calidad, dotada de una trama absorbente y opresiva, de personajes inolvidables y un estilo literario fluido y hermoso. Todo ello la convierten en un libro vibrante y lleno de zozobra, algo a lo que toda novela que se precie jamás debe renunciar.

Para los que aún no estén convencidos y deseen sopesar los méritos literarios del autor antes de lanzarse a la aventura, aquí les dejo la premiada bio-bibliografía de Pierre Lemaitre (maestro en francés).

Pierre Lemaitre nació en París en 1951. Antes de ganar el Premio Goncourt 2013 con su novela Nos vemos allá arriba, ya era un escritor de renombre en el género de la novela policiaca. Con Irène (2006), su primer thriller, recibió el Premio a la Primera Novela Policiaca del Festival de Cine Policiaco de Cognac, e inició la serie protagonizada por el inspector Camille Verhoeven, que incluye Alex (2011, ganadora del Crime Writers Association International Dagger Award 2013 junto a Fred Vargas y del Premio de lectores de novela negra de Livre de Poche 2012, seleccionada para el RUSA Reading List Horror Award y uno de los libros del año según el Financial Times, que se halla en curso de adaptación al cine por James B. Harris, con guion del propio Lemaitre), Rosy & John (2012) y Camille (2012) -de próxima publicación-. Fuera de la serie llegaron, con una extraordinaria recepción por parte del público y de la crítica, Vestido de novia (2014) -Premio del Salon du Polar 2009, que está siendo adaptada al cine- y Ejecutivos negros (2010). Pierre Lemaitre es también guionista de ficción y de series de televisión y ha sido profesor de literatura francesa y norteamericana. Además del Goncourt y del Dagger Award, ha obtenido el Premio de Novela Negra Europea, el Premio a la mejor novela francesa 2013 de la revista Lire, el Premio Roman France Télévisions y el Premio de los Libreros de Nancy-Le Point, y su obra, con más de medio millón de lectores, está siendo traducida a dieciocho idiomas.

¿Aún no están concencidos? Vale. No soy un entusiasta de las reseñas de los medios de comunicación per ahí van algunas con respecto a Rosy&John:

«Maravilloso libro. Obra de gran plasticidad visual, desborda carisma y riqueza de sensaciones, recursos y precisión mecánica, la misma que en el resto de su obra. Leerlo es uno de los grandes placeres privados contemporáneos.»
Ramón Ventura, El Periódico de Catalunya

«Camille Verhoeven, el policía enano, colérico, brutalmente humano…, un personaje del que me enamoré desde el primer momento, que respira verdad y dolor, al que vuelvo una y otra vez.»
Juan Carlos Galindo, blog Elemental de El País

«Si nunca ha leído a Pierre Lemaitre y quiere saborear un Premio Goncourt en una pequeña dosis, Rosy & John es la lectura perfecta. Cuidado: una vez que empiece no podrá abandonarla.»
Michel Bélair, Le Devoir

«Un libro que recomiendo encarecidamente.»
Blog Les 8 Plumes, L’Express

«Breve, irónica, profundamente humana. El trepidante ritmo de esta novela es insólito.»
Brigit Bontour, Salon Littéraire

«Este thriller vuelve a confirmar a Pierre Lemaitre como un excelente novelista.»
Claude le Nocher, Action Suspense

«Una novela corta pero muy poderosa… Muy bien escrita, sin florituras ni excesos de estilo. Una pluma inteligente.»
Jean-Yves Girard, Chatelaine

«Una lectura muy emocionante alejada por completo de clichés.»
Blog iheartbooks.nl

Si aún no están convencidos poco más puedo hacer. Pero les aviso, una vez prueben a Lemaitre no podrán dejar de leerlo. Es de lo mejor que puede encontrarse hoy día dentro de la novela policial.

Valoración:       8