Posts etiquetados ‘Cerdán’

Interrogatorio: 13 disparos a Claudio Cerdán

 

Cien años de perdón

Publicado: 25 junio, 2015 en Literatura
Etiquetas:, ,
Cien años de perdón (Claudio Cerdán)

Una novela policíaca, dura y sin concesiones que consagra al autor como uno de los jóvenes talentos del género negro europeo.CIEN AÑOS DE PERDÓN

Hace ya años que el Inspector Ramos abandonó el sueño de ser un buen policía, ni si quiera sus compañeros se fían de él, toda su vida es un engaño y su familia le desprecia. Mientras intenta resolver la muerte de un anciano y esclarecer un asesinato múltiple, Antonio Ramos solo tiene una cosa en la cabeza: hacer lo que sea para quedarse con un dinero que ha visto pasar delante de sus narices. Pero la mafia rusa y asuntos internos le pisan, no ya los talones sino los tobillos, y los cadáveres se van acumulando a su paso en una asfixiante y vertiginosa espiral de violencia que solo puede conducirle a un callejón sin salida…

 

ALGUNAS RESEÑAS

Blog Acantilados de papel: “Sé cuando estoy ante una buena narrativa, y en esta novela la hay, aunque nos duela cada página”.

Blog Athnedoctario Incoherente: “No puedo ponerle ni una sola pega porque la novela es redonda.  Cabrona como ella sola, rezuma mala leche en cada página. Negra y criminal, con todas las letras.Claudio Cerdán, alejándose de cualquier principio o miramiento, nos golpea en los morros sin que le cambie  ni la cara, sin parpadear.”

Revista Calibre 38: “Quien lleva la batuta en Cien años de perdón es Antonio Ramos, policía corrupto donde los haya, residente en una de esas urbanizaciones saturadas de turistas en verano y desiertas en invierno, marido de una adicta a las sectas más extrañas y padre de dos tiernas criaturas que le odian y desprecian a partes iguales”.

Blog Leer sin prisa: “Busca tu empatía, y os aseguro que no es alguien con quien me habría sentido identificada, pero Claudio lo consigue. Te da una de cal y una de arena, para que en el fondo pienses “pobre diablo”.

 

 

PRÓLOGO DE VICENTE GARRIDO:

 

En esta novela las palabras son como balazos y los sentimientos rasgan el papel como un sarpullido. La prosa de Claudio Cerdán tiene el escepticismo heredero de Hammett sazonado por la crueldad y en ocasiones por el puro esperpento. Pero por más que la hipérbole se haga presente en el libro todos somos capaces de reconocer el trasfondo social que subyace y que nos salpica continuamente como el ácido: Alicante, lejos de ser un oasis de ocio y esparcimiento, es el escenario donde el río subterráneo del crimen y la corrupción nunca cesa de recorrer sus entrañas.

No caben medias tintas: o te apasionas con la historia y su devenir de personajes dislocados o la rechazas por dura y cortante. Pero nadie puede negar que las páginas que siguen son puro thriller en su esencia; así es cómo el autor ha querido contemplar las pasiones humanas de este policía y sus compañeros de aventuras, seres siempre esclavos de sus obsesiones y de sus frustraciones, muchas veces brutales. En el espejo deformado de la realidad en que se miran y respiran, Cien años de perdón nos impacta como un puñetazo en el estómago porque, al fin y al cabo, no dejamos de reconocernos en ella. Queda avisado el lector.